Comida Sana

La alimentación adecuada es básica para el desarrollo físico e intelectual, de los niños, El correcto manejo de sus hábitos, repercutirá directamente en una vida saludable.

Aspecto de gran importancia a considerar, será la supervisión y cuidado de: la nutrición, e hidratación, sobre todo los primeros 4 años de vida.  Sus sistemas y órganos maduran durante este periodo.

La desnutrición en las primeras etapas, es decir desde su nacimiento hasta los 6 o 7 años, pueden causar lesiones permanentes, en el crecimiento, desarrollo intelectual, físico, cognitivo, social, académico, etc.

Por el contrario, la alimentación equilibrada, en la que constan: cereales, lácteos, carnes, frutas, legumbres, etc. es garantía de un rendimiento cerebral apropiado; aportando en su cognición, capacidad de aprendizaje, lenguaje, memoria e incluso estados de ánimo, conductual, etc.

La hora de la comida puede ser uno de los momentos más difíciles en la rutina diaria, sabemos que, nadie debe ser obligado a ingerir los alimentos. Entonces que podemos hacer:

Recuerden que los hábitos alimentarios son adquiridos en el círculo familiar, si no lo han fomentado, puede ser el momento oportuno, para iniciar.

Comienza con elaborar todo un plan, para que el pequeño no tenga otra opción y crea que fue su decisión.

Lo primero es no adquirir comida chatarra, para llevarla a casa, así el pequeño, si siente hambre recurrirá a lo que encuentre: como una fruta.

El siguiente paso puede ser preparar los alimentos juntos, permite que participe en la preparación, hazlo divertido. Ellos aprenden mejor a través del juego.

Preséntala de forma colorida, no permitas la presencia de distractores como; un programa de televisión, pon el ejemplo y disfruten el momento.

Por último, usa tu imaginación, tal vez un poco de fantasía, sea el toque final para iniciar un cambio de rutinas alimenticias.

Deja una respuesta