Errores Que Cometemos Los Padres Con Nuestros Hijos

Ninguno de los seres humanos que habitamos en este planeta, ha llegado con un manual que diga, cómo debe ser tratado desde el momento de su nacimiento, que habilidades tiene, los gustos, la educación a la que debe acceder. Cada bebé que nace crece en medio de intentos de sus padres, por lograr que sus vidas sean perfectas en todos los aspectos, sociales, alimenticios, culturales, ambientales.

Muchos de nosotros los hemos expuestos a juegos de ensayo error. Todo en nuestro afán por lograr la perfección y otorgarles lo mejor que existe, para su lograr su felicidad, en muchas ocasiones, pensando en las falencias que tuvimos. Considerando que estas podrían ser la respuesta: La falta de libertad, exceso de libertad, comunicación familiar, estudios superiores, etc.

En la lucha por lograrlo, caemos en errores que complican sus vidas. Te los menciono a continuación:

  • No les enseñamos el respeto a las autoridades ni a las reglas.
  • Quieres ser paciente, esperas que responda y no lo hace, le das otra oportunidad, si no te hace caso a la primera, la próxima vez tampoco lo hará. Se firme aplica inmediatamente consecuencias.
  • Se debe ser amigo de ellos. No confundas, los amigos te dicen la verdad sobre tus errores, no te encubren, te apoyan.
  • Solucionas sus problemas. No lo hagas, ellos deben hacerlo.
  • Extorsionas a tus hijos para que se porten bien. No los premies por hacer lo que deben.
  • Permites que hagan lo que desean, no impones límites. Ellos deben saber hasta dónde pueden llegar.
  • Les dices que su única obligación es jugar. Así se acostumbran a no esforzarse y desarrollará frustraciones. Debe cumplir responsabilidades desde pequeño.
  • Gritas para lograr que te escuche. No le acostumbres a reaccionar únicamente en situación extremas de exigencia, pues lo hará a lo largo de su vida, en el ámbito social, familiar, laboral, etc.
  • Intentas permanentemente darle lo que a ti te faltó. Recuerda, si le proporcionas todo, no valorará nada.
  • Pides algo y no das ejemplo. Si él te llama, responde a la primera, etc.

Estas circunstancias, pueden resultar familiares a muchos o quizás a todos, no solo nos sucede a nosotros, han existido millones de personas que pasan por esta situación y han querido compartir con nosotros, la mejor manera de llevar un proceso a largo plazo y con mucha responsabilidad, la crianza de nuestros hijos.

El criterio que todos compartimos es que nuestros hijos deberían desarrollar virtudes, como: el amor a todas las personas, la paciencia, respeto, lealtad, solidaridad, etc. Todos los puntos mencionados anteriormente, lograrán que tu hijo sea una persona triunfadora y feliz, capaz de asumir retos, con elementos necesarios para tomar decisiones.

Deja una respuesta