Mejora La Atención De Tu Hijo Con Estas Estrategias

¿Sabes la importancia que tiene la atención adecuada en la vida de tus hijos? “La  concentración o atención prolongada es la facultad de dirigir nuestras capacidades sensoriales hacia un estímulo específico”. Existen de dos tipos: la selectiva que es la que utilizamos para cosas que nos interesan, nos divierten o nos atraen y la sostenida que empleamos en actividades que generan aprendizaje  como: los estudios, los pasos necesarios a seguir para obtener o resolver algo, etc.

A muchas personas les cuesta mantener la  atención en determinadas actividades, a los niños les sucede  igual. A continuación encontrarás algunas estrategias  que puedes aplicar si quieres que tu hijo desarrolle habilidades en esta área.  Sabemos que a lo largo de su vida necesitará de ésta, para lograr  aprendizaje. Dicho aspecto será necesario y fundamental para forjar un futuro de éxito:

En casa:

  • Debes desarrollar la atención, toma tiempo, requiere de entrenamiento constante, al igual que las rutinas de ejercicios físicos, para que optimice su funcionamiento, les  aseguro que puede lograrse.
  • Recuerda que el pequeño aprenderá mejor y más rápido si los haces divertido, la actitud y predisposición es importante para el éxito de esta actividad, que consiste en mantenerse el mayor tiempo concentrado. Como cuando jugamos a estar en silencio o sin reírnos, etc.
  • Realiza actividades o juegos que ejerciten sus sentidos como: hallar las diferencias, ensartar cuentas alternando colores inicialmente dos, armar rompecabezas, pintar mandalas, juegos de memoria para encontrar la pareja, etc.
  • Al observar una lámina debe reportar lo que sucede, en el caso de que esté ya en la lectura, pídele que te cuente lo que ha leído.
  • Es importante asegurarse en cada juego o actividad  que  él o ella mantiene contacto contigo y comprende lo que harán.

A la hora de hacer la tarea

  • Escoge el mejor momento, en rendimiento.
  • Inculca el orden en el lugar de trabajo, así no tendrá elementos que le distraigan.
  • Define sus tareas y obligaciones, asegúrate de que entienda lo que debe hacer, es importante, pues la falta de comprensión lo llevará a distraerse.
  • Te sugiero que inicies con las tareas que mayor dificultad representen para el pequeño.
  • Las actividades o tareas, divídelas y toma entre ellas cortos periodos de descanso, aprovechen para relajarse, buscar algo pequeño para comer o  beber, bailen, etc.
  • Ármate de paciencia, no le regañes, para que se concentre, si lo haces es posible, que los resultados sean lo opuesto a lo que esperas, terminará odiando la actividad y todo lo que se relacione con esto.

Deja una respuesta