¿Qué Es El Lenguaje?

Hemos mencionado que es la capacidad que tenemos todos los seres humanos para comunicarnos con otros a través del habla, la comprensión de lo que escuchamos y la posibilidad de dar una respuesta ante este estímulo.

Todas las personas nacemos con oportunidad de adquirirlo de manera natural, por la simple posesión de todas nuestras áreas: neurológicas, físicas y sensoriales intactas (el oído, la vista, el tacto, etc.).

Si alguna de éstas no se desarrolla adecuadamente, específicamente el oído que al presentar alteración anatómica o funcional que provoque diferentes grados de pérdidas auditivas, desde la más leve, repercute en el desenvolvimiento adecuado del mismo y podría comprometer tanto áreas comprensivas como expresivas, lo que desencadenaría un retraso en la evolución correcta de su comunicación, razón por la cual debemos observar y evaluar permanentemente su funcionamiento.

Factores de tipo ambiental como procesos gripales desencadenan otitis que menoscaban su audición y entorpecen su evolución. Nos vemos obligados a intervenir para incentivarlo y así; alcance niveles óptimos.

El terapeuta del lenguaje puede ayudarnos a solventar éstas dificultades pues es un profesional capacitado en el estudio de las diferentes fases en relación con la edad cronológica de los seres humanos; desde las primeras etapas de su crecimiento es decir desde el nacimiento hasta la edad adulta.

El conocimiento del lenguaje es muy amplio, no es la simple pronunciación de las palabras sino uno proceso complejo que abarca la comprensión de un mundo lleno de información, aprendizaje de nuevo léxico, la función y utilización del mismo por parte de los seres humanos, en el que debemos, analizar, razonar, imaginar, predecir, proyectarnos, etc.

Permanecer alerta ante sensaciones auditivas que nos bombardean y debemos captar. El profesional tiene la posibilidad de enseñarlo adecuadamente mediante estrategias que analizaremos más adelante. También es necesario la integridad de los órganos fono articulatorios adecuados para la expresión.

Todo éste proceso de recepción y elocución será aprendido por los pequeños y transmitido por los padres a través de la interacción permanente que mantengan con él, enriqueciendo su lenguaje.

Sin embargo, en la actualidad esta norma no se cumple a cabalidad debido al trabajo que tienen los padres, muchos de ellos fuera de casa. Los niños permanecen frente a fuentes parlantes con las que no pueden intercambiar información.

Éste aspecto será analizado por logopeda que se encargará de establecer pautas para encaminar la estimulación, recuperar tiempo perdido y oportunidades para lograr el adecuado proceso evolutivo.

Deja una respuesta