Cómo Desarrollar La Creatividad en los Niños?

Cómo desarrollar la creatividad en los niños?

¿Quién en este planeta no ha tenido la oportunidad de vivir aventuras o crear de la nada historias de fantasía? Muchos de nosotros nos hemos embarcado en viajes con rumbo desconocido; imaginando situaciones, luchas, triunfos; o recreando escenarios magníficos, llenos de color y movimiento. Pero son los niños quienes dominan el arte de edificar mundos llenos de vida con su imaginación.

Su cerebro es un terreno fértil de pureza mental. Desde el nacimiento son un libro en blanco, sin las marcas que deja la influencia de ambientes externos o de personas que los rodean. No hay manipulación en su mente por lo que su originalidad está intacta, y por tanto, tienen una capacidad infinita para crear.

Para hacerlo, el niño requiere tan solo escuchar lenguaje competente y tener la libertad para edificar. Las condiciones cerebrales del pequeño encargadas del aprendizaje están listas al momento de su nacimiento, que absorbe información con cada estímulo recibido de su entorno.

Si el pequeño tiene la opción de acceder a nuevos ambientes o elementos de aprendizaje, la curiosidad y su instinto lo guiarán inexorablemente a investigar y decidir que quiere hacer o cómo quiere jugar. Esta conducta exploradora lo lleva a descubrir el mundo circundante e incentivar su imaginación. Además, estas condiciones favorecen las relaciones sociales, la toma de decisiones, confianza en sí mismo, tolerancia al fracaso, etc.

Si quieres potenciar al máximo la imaginación de tu hijo, en primer lugar necesitas estimular su lenguaje, exponiéndolo permanentemente a periodos de interacción (es decir conversar con él), pero sobre todo jugar. Este es el secreto. Si logras que se divierta, el aprendizaje viene solo. No necesitas tener nada elaborado, usa lo que tengas a mano. Permite que el interactúe con sus juguetes. Deja que guíe el juego. Las opciones son ilimitadas, tienen la posibilidad de creación incalculable

No olvides que el niño necesita libertad para desarrollar o desencadenar su imaginación. Esto le servirá durante su proceso de crecimiento. Por ejemplo en la escuela, cuando necesite utilizar su pensamiento abstracto para crear o elaborar un objeto en su mente y plasmarlo en forma física. Este es un factor de utilidad hasta la edad adulta.

La imaginación inicialmente le servirá para su propia satisfacción. Poco a poco, irá descubriendo como potenciar la diversión al jugar con otros niños, desarrollando así habilidades sociales. Otro factor de gran relevancia es la posibilidad exteriorizar emociones, tanto positivas como negativas, favoreciendo el bienestar psicológico. Pero lo más importante es que aprenden que es la felicidad y lo demuestran cada vez que ríen. Procure que ésta permanezca siempre.

Deja una respuesta