El Niño Con Deficiencia Auditiva

Es un pequeño que por determinadas o desconocidas causas presenta limitaciones en su capacidad de oír, factor que puede ser identificado desde el nacimiento en ciertos casos, pero no siempre sucede así por lo que debemos estar alerta.

La estimulación estará presente desde el primer momento y será dado por los miembros familiares cercanos. Alrededor de los 4 a 5 meses responderá con sobresalto a ruidos y a la voz, ocasionalmente antes. Si existiera la duda en dicha discapacidad auditiva, en la actualidad existen exámenes realizados a bebés que no requieren su colaboración.

Muchos padres ante el conocimiento de deficiencias auditivas, optan por la comunicación a través de un sistema codificado de señas y otros lo hacen por la comunicación oral.

Enfoques totalmente respetables. Yo informaré sobre el que me ha permitido estar en contacto con ellos desde hace mucho tiempo y hablaremos adelante. ¿Cómo proceder al saber que es sordo? Es una de las preguntas más comunes entre las personas que afrontan esta situación y para ellos comentaremos a continuación:

Para esto habremos realizado los exámenes correspondientes que determinarán la causa de dicha pérdida y el nivel de ésta, habremos tomado la decisión de optar por la comunicación auditivo oral.

El profesional (el médico audiólogo) determinará el uso de un auxiliar auditivo idóneo para su grado y tipo de pérdida. El uso permanente y continuo de éstos le permitirán estar en contacto con un ambiente sonoro, sin ellos el proceso de adquisición de un lenguaje competente sería muy difícil e incluso imposible. Inmediatamente se iniciará un programa de terapia del lenguaje encaminado sobre todo a asesorarlos y así crear condiciones necesarias que faciliten su desarrollo.

Debemos considerar ciertas pautas en la interacción con el niño deficiente auditivo:

Padres relajados que actúen de forma natural, con tiempo para compartir con su hijo, involucrados, dispuestos a descubrir y seguir sus intereses. Los pequeños con pérdidas auditivas sobre todo profundas, tienen grandes restricciones en la información que reciben del ambiente por vía auditiva, por lo tanto, requieren mayor contacto con el lenguaje oral.

  • llámelo por su nombre
  • asegúrese que escuche todas las horas que permanece despierto
  • el juego es una herramienta importante para el aprendizaje, aprovéchelo
  • utilice voz fuerte pero agradable (no grite)
  • haga pausas para enseñarle la toma de turnos en la comunicación
  • repita el mensaje si lo considera necesario
  • el contacto visual es la pauta para saber si tenemos su atención
  • las rutinas diarias tanto de actividades, como de interacción utilizando lenguaje oral le permiten familiarizarse con éste y serán la base para su futura reproducción
  • de significado a sus intentos comunicativos y responda
  • siga sus intereses
  • comuníquese oralmente con frases conectadas
  • no hable de forma telegráfica• permita el apoyo visual pues las personas somos muy expresivas al hablar.

Los abuelos desempeñan un rol muy importante en el aprendizaje, muchos de ellos se sienten menos responsables por su educación, lo que les permite disfrutar de sus nietos de forma total, tienen paciencia para observarlos crecer sin presión, no les cuestionan, en muchas ocasiones no ponen límites, ¿quizás son muy permisivos?

En el aspecto de la expresión, pueden ser de apoyo importante en el progreso adecuado de la misma, el modo con que logran incentivar y alcanzar habilidades auditivas en sus nietos, con la dulzura y paciencia que los caracteriza, a través de cuentos y canciones.

Deben conocer que el pequeño con alteraciones en su elocución, es alguien con necesidades especiales que puede sentir frustración e insatisfacción, deben estar dispuestos a colaborar en cada proceso para solventar cada fase de su desarrollo.

Deja una respuesta